Conozcamos la historia del Cupcake

cupcakestheshop_pastel_de_tazaEste delicioso ingrediente que ha sabido ganarse un lugar en la mesa de muchos chilenos y formar parte de importantes celebraciones, posee una historia bastante antigua y que es muy provechoso conocerla y entender la influencia que está teniendo en la actualidad como opción para decorar y ofrecer a nuestros invitados para una ocasión especial.

Partiremos contándoles que palabra “Cupcake” en español quiere decir “pastel de o en taza”, teniendo también otros nombres como fairy cake o patty cake en otros países. Este pastel de taza posee una función y persigue un objetivo muy simple, nos referimos a que el Cupcakes es un pastel para una sola persona, que busca satisfacer las necesidades de sólo un individuo.

Para cocinar este atractivo y novedoso pastel, se utilizan recipientes o moldes muy parecidos a los que se ocupan para hacer los muffins o las magdalenas, siendo su país de origen Estados Unidos, donde se hornearon por primera vez y les incluyeron glaseados de diversos sabores y colores, decoraciones de todo tipo, dando origen al cupcake que conocemos hoy en día.

Es durante el siglo XIX, cuando las expertas en pastelería tuvieron la genial idea de hacer estos mini pastelitos, pero no tenías los moldes para lograrlo. Por lo que, ocuparon tazas de café y pequeños recipientes, hasta de barro para proteger y moldear lo que sería finalmente un cupcake, de ahí su nombre, por el uso de los primeros recipientes en los cuales se hornearon.

Sus primeras publicaciones en recetarios

Por ahí por el año 1796, Amelia Simms, utilizó el término “cupcake” e hizo referencia a éste en su libro “American Cookery”, donde se hablaba de una pequeña tartaleta. Ya para 1828, se volvió a mencionar en otro recetario a manos de Eliza Leslie o Miss Leslie, en “Setenta y cinco recetas de pasteles, tortas y dulces”.

cupcakestheshop_historiaEn la actualidad y gracias a la influencia que tiene Estados Unidos y sus ciudades más cosmopolitas, el Cupcake ha sabido ganar popularidad entre los amantes de las cosas dulces y entre otros que viven muy a la moda.

En esta época, fue gracias a series de televisión como “Sex and the city” y que en un mal doblaje, se dieron a conocer como magdalenas, cuando realmente eran los cupcakes que hoy en día conocemos. Tanta ha sido su buena aceptación, que personajes como Marta Stewart, dedicó un libro de cocina completo este “pastel de taza.”